el viento me tomó y me llevó, y en su hogar vivo solo ahora

Que disgusto por compasivo,
y por comerme todo y practicar el egoísmo.
Sube y baja la mar del desánimo,
que todo el cuerpo lo brota de memoria.
Las verdades que tan bien te hicieron,
mi boca sagrada será agradecida por darte libertad.
Y ahora accionas insegura, pero sentís crecerte,
acá espero para escuchar te.
Las palomas regresan, y se posan tristes a observarme.

"la emoción"

"el premio"
"el amor"
"el saldo"

"el lugar dónde uno se siente feliz"

"la esencia"
"el ser"
"el todo mismo"

Mirar la hora apagada,
latente... ¡Cuánta dignidad!
Lloro desgarrado por no poder llorar.
Quedó el ciclo cerrado,
o sea, llegó a su fin.

floresta amarga

Una vez una mujer me habló,
y me recitaba en silencio leyes muy complejas,
y no pude valorarla que ahora mismo me doy cuenta.
Soy mujer por todos lados, me gusta mimarme.
Reciprocidad. Pero no, no creas que entendés,
porque no entendés. No.
Vacuidad por vanidad (a causa de)
Si estas conmigo o no estas conmigo,
y si es así no estamos con nadie,
Y te llevo debajo de la tierra,
vas a estar tan asustada...
Porque creer que sabes pero no sabes.
Muchísimas hojas aún verdes de los árboles del sueño
que me visitan todas las noches en soledad.
Colchones de fe siempre tuve
y siempre tendré.

tres maneras diferentes de leer las Escrituras

Prima, tus ojos como amuleto de regalo.
Devocionalmente día a día,
pero cúlpalos a ellos, al desencanto no arbitrario.
Ahora vivo manso, pendiente de Venus.
Y a pasos de Apolo.

honor

Una guía abierta.
No hay violencia intuitiva.
No hay amor latente.
No hay lugar a ocupar.
No hay sarcasmo intencional.
No hay bondad sin nada a cambio.
Esto es límite, es filo caliente buscando lo que sea.
Subí alturas, lo sigo haciendo.
¡Vamos a darnos hijos que criar!
¡Vamos a darnos metas lógicas!
El pan del día llego.
El padre por destino está en falta,
y en algún lugar, y con sólo cuatro años en tus hombros,
me seguís extrañando.
Benditos seamos los mortificados,
con la gloria de palpar lo inhumano,
con la dicha de sentir lo brutal,
con certeza del peso del tiempo.
Ese tiempo lineal sin principio ni fin,
con astros y luces fugaces, y relaciones inconclusas.
El paradigma de la mentira.
No estoy para ocupar lugares vacíos,
estoy para llenarte de sexo, sí.
Eso dicen, dicen todos S ex o.
Dicen que lo saben,
que lo buscan porque es como el agua que calma.
Es la abundancia del horror,
el error mediocre de rodillas.
Nunca vi llorar a nadie…
¿Vas a llorarme hoy?
Cuando lo hagas en blanco prendeme fuego,
involucrate, prepará la tierra y humedecela en sollozos calmos.  

Que rico tu cuerpo tibio,
dan ganas.

la entrada anual

Me quemo deseando Ser,
y lo consigo como anhelo y objetivo cumplido. 
Mi defensa son los sueños 
arrebatados en sudor y cuerpos sin rostro. 
Al ver el cielo morado
se crean nuevas grietas en mi, 
y el bloque del tiempo se detiene y espera que llegue. 
Soledad por dónde se la mire, a ella, 
que es lo mas salvaje que pude concebir, 
o mi amor a lo divino que está arrebatándome 
de mi carne densa, cansada y espesa. 
Tu boca quema de miedo, 
de temor al fracaso, al olvido que entierra. 
Y es tanto, pero tanto lo que me gusta
ver entrar y salir el helado de esa boca... 
y tu lengua roja maravillosa y envidiable 
también la pienso todo el tiempo. 
Quiero dar mas pero no puedo, 
no pidan, no exijan, y mantengan 
sus tres horas de contemplación diaria.

profano allá afuera

¿Dónde están mis hojas cubriéndome?
¿Y mi familia abrazándome?
Voy a la vida o sale pura la luz y veo al fin.
Solo hay que hacerlo, ejemplo de estos últimos años.
No existe ingenuidad en esto,
te dejas amar y sonreís por lo conocido.
Como tiembla es delicioso,
que ganas de tenerlos a ustedes dentro mio,
y llevarlos para que vean lo que me hace
soñar y no querer despertar.
¿Porque la piel blanca ahora?
Puedo continuar de la misma forma,
como antaño, como nací siempre,
pero si usted lo dice...
Va a llegar el tiempo pronto,
quedaré encerrado, atrapado de fascinación,
de gratitud por ser escogido.
Principio del amor,
a la luz de lo sagrado.
Si se refleja mi rostro, ¿seré yo mismo?
Diecinueve personas surgirán y me besarán.
Baños en el bosque,
pisando un abanico de inquietudes,
observando mi cuerpo sudar
el líquido que nunca fue ingestado, la carne
que jamás debió ser comida.
Ahora que sos verdad,
el camino está abierto.

fina estampa

Se aploma en la venidera el cielo este deslumbrante
la caricia apelante de goce,
por los momentos en penumbra que sentimos,
los versos del amor continuo,
ahora cada gota de estoicismo siento.

Si mi cuerpo te alcanza,
el tuyo también al mío.

El soplo de la vida y estrategias ardientes
vulnerable me hacen,
conciertos que mi corazón explota
al desfigurar la mirada de verdad intima.
Son los campos abiertos al todo,
son los vientos gélidos del comienzo.

Si tu cuerpo me alcanza,
el mio también al tuyo.